Energía eólica es fuente de inclusión social

Expertos analizan la importancia de este recurso natural y limpio

El uso y desarrollo de la energía eólica, aquella obtenida del viento, que es abundante y limpia, fomentaría la inclusión social de las poblaciones rurales, además de generar empleo y llevar progreso a las localidades donde se fomente su empleo.

“Desde hace siete años, la energía eólica ha alcanzado niveles impensables en países como China, Estados Unidos, Alemania, España e India. China es el país con mayor potencia instalada en el mundo, seguida por Estados Unidos, que ha decido apostar por la transformación de su modelo energético hacia un modelo sostenible basado en energías renovables”, señaló ayer el experto Alberto Ríos Villacorta, máster en energía renovable de la universidad Europea de Madrid.
Ríos expuso sobre este tema en el Seminario Integración de Parques Eólicos: Aspectos Técnicos y Regulatorios, que se inició ayer en el auditorio del Instituto Peruano de Energía Nuclear y se prolongará hasta mañana con la participación de especialistas internacionales.
La importancia de esta fuerza natural es que en países con un gran potencial, como Perú, esta energía es un vehículo para engancharse a sistemas de generación eléctricos, modernos, sofisticados y altamente competitivos que permiten reducir la dependencia eléctrica del gas y emplear este elemento con fines industriales, y un mayor valor añadido.