Energía renovable y no más apagones

Juan Coronado Lara
Vicepresidente de la Asociación Peruana de Energías Renovables APEGER

La amenaza de cortes de suministro eléctrico por falta de gas para las generadoras, es nuevamente este año una amenaza para el desarrollo del país y como siempre la solución de emergencia que se propone es la más cara y medioambientalmente negativa: importar generación a diesel.

El Perú cuenta con inmensas fuentes hidroeléctricas, pero estas no pueden aprovecharse plenamente debido a que son cada vez más más difíciles de realizar. Los problemas sociales y medioambientales se han convertido en una pesada externalidad que encarecen estos proyectos y aumentan su riesgo frente a los bancos que los financian.

En estas circunstancias debería ser lo lógico dar un gran impulso a la generación eléctrica a partir de recursos renovales  que son abundantes en nuestro país, pero la lógica aquí ha fracasado.

El gobierno de García y hoy el del presidente Humala no han realizado los esfuerzos suficientes para generar energía eólica, solar, de biomasa y de pequeñas centrales hidroeléctricas a pesar de las riqueza de estos recursos y su viabilidad ambiental y social.

La normativa peruana dispone que el 5% de la demanda nacional de energía debe atenderse con recursos renovables no convencionales, pero hasta hoy solo se subastó efectivamente, apenas el 37% de la energía comprometida en ese pequeñísimo porcentaje.

Esta situación coloca al Perú al final de la lista de países de la región que han decidido apostar por las energías limpias. Primero se encuentra Brasil que planea llegar a 7000 MW eólicos en el 2014y Chile que en el 2012 completará 240MW eólicos.

Ya no es válido el mito que las energías renovable son caras. La prueba es que en la última subasta se cotizó a $69 cada MWH de eólica y a $120 cada MWH de solar. ¿Sabe cuánto nos cuesta la energía quemando diesel? $180 cada MWH ¿sabe cuánto le pagamos a Ecuador por cada MWH que nos vende?  $300.

La generación eólica es complementaria con la hidroeléctrica, por lo tanto el viento permitirá gestionar adecuadamente el recurso hídrico tal como lo hacen otros países que han conseguido menores precios a favor del consumidor final.

Los proyectos eólicos que se liciten a futuro deberían contemplar la fabricación nacional de las torres de acero de 80 metros que sostienen los generadores y sus palas. Si fuera así daríamos nacimiento a una nueva industria y a nuevos empleos. Los primeros parques eólicos que se construyen actualmente en el Perú lo comprarán todo afuera.

Una nueva fuente renovable también está lista para ser aprovechada, la geotermia. Grandes depósitos térmicos nos permitirán generar una energía de gran calidad y dar seguridad al sistema. La biomasa también debería crecer aprovechando los residuos sólidos de las ciudades y los desechos agroindustriales.

En resumen, se ha roto elparadigma de que el Perú solo puede generar energía usando elagua (que siempre está en disputa)y quemando gas(que es un recurso agotable). Tenemos todo lo que necesitamos  para no sufrir de escases de energía, lo que hace falta es una gerencia pública inteligente, innovadora y audaz capaz de hacer las cosas bien.