Entrevista al vicepresidente Asociación Peruana de Energías Renovables Juan Coronado Lara

En esta segunda parte de la entrevista, Juan Coronado, vicepresidente de la Asociación Peruana de Energías Renovables (Apeger), pone de relieve los desafíos que enfrentan las fuentes energéticas tradicionales, en particular la hidroelectricidad, y la mayor competitividad de las fuentes de generación no tradicionales.

En esta segunda parte de la entrevista, Juan Coronado, vicepresidente de la Asociación Peruana de Energías Renovables (Apeger), pone de relieve los desafíos que enfrentan las fuentes energéticas tradicionales, en particular la hidroelectricidad, y la mayor competitividad de las fuentes de generación no tradicionales.

La primera parte se publicó el 17 de febrero.
BNamericas: El Banco Mundial señaló hace poco que el bajo precio del gas natural en Perú obstaculizaba las tentativas de diversificar el parque generador y, de acuerdo con el operador de la red eléctrica local, COES, el consumo de gas natural de las centrales termoeléctricas se elevó un 17,6% el último año respecto del 2010.

Coronado: Muchos ven en el gas una bendición, porque al final el desarrollo del país se está realizando a costa de una energía muy barata y eso termina pareciendo muy bueno. Sin embargo, en el mediano y largo plazo, consideramos que, siendo el gas un recurso no renovable, cuya explotación está dependiendo absolutamente de un solo ducto que seguramente hay planes de complementar dentro de varios años, esto genera un riesgo muy grande en los cimientos sobre los cuales se está estableciendo el desarrollo del país.

El país en general debería ver otras fuentes de generación. Es bueno que se sigan haciendo hidroeléctricas, pero cada día van presentando problemas sociales. A la gente en los Andes peruanos no les gusta que les toquen el agua. Se sienten amenazados cuando se hace este tipo de proyectos y explicarles las bondades es un desafío cada vez más grande.

Por otro lado, está el tema ambiental. Algunos proyectos sugieren establecerse en la parte oriental de los Andes, donde hay bosques vírgenes y poblaciones indígenas milenarias que tendrían que ser desplazadas. Mi mensaje es que sigamos haciendo hidroeléctricas, pero no cerremos los ojos a estos problemas, que son cada vez mayores.

BNamericas: ¿Cómo estos factores se reflejan en las tarifas?

Coronado: Todos estos problemas van a terminar en la tarifa. No se puede entender que un proyecto que tenía planeado hacerse en 8 años termine haciéndose en 15 y se quiera que la tarifa sea la misma. Todos estos costos que van a venir de estos problemas sumado al costo del mismo proyecto van a terminan en la tarifa.

Lo que va a ocurrir y está ocurriendo mundialmente, no solo en Perú, es que las tarifas de las hidroeléctricas van a tener que reflejar estos problemas y, por lo tanto, ser mayores. Lo contrario está ocurriendo en los renovables no convencionales, que cada día vemos que sus precios van bajando. Esa es la tendencia mundial. Si bien en el año 2010 pudimos ver que en los resultados de la subasta había precios de generación de alrededor de US$80, e incluso de US$65 en Marcona, esto nos parecía increíble. En otras partes del mundo se pagaban precios que superaban los US$100 por el mismo tipo de generación. Inclusive en solar, cuando se asignaron proyectos a US$226/MWh en Perú, ese mismo día se vendían proyectos en Europa a US$400/MWh.

Nos parecía increíble que Perú pudiera cerrar un proyecto así. Sin embargo, hoy vemos que las empresas que hicieron esos proyectos estaban en lo correcto, porque los precios han bajado a niveles casi competitivos con las hidroeléctricas acá y eso los hace una fuente renovable que el país debe mirar, que tiene que aprovechar, porque hay sitios en la costa peruana que están entre los mejores del mundo en producción de energía y parece iluso pensar que teniendo tanta riqueza de recurso no la aprovechemos para lograr el desarrollo.

BNamericas: Hemos observado en otros países una mayor oposición no solo a los grandes proyectos, sino también a las iniciativas renovables. ¿Cómo se maneja este tema?

Coronado: Nosotros tenemos nuestros proyectos en la costa peruana. La mayor parte del territorio costeño es desértico y muy seco, al punto que la agricultura en muchas zonas no existe y creemos que los proyectos van a traer en esas zonas desarrollo, inversión y dinamización de la economía. La mayor parte de estos terrenos son propiedad de comunidades campesinas con las cuales tenemos una excelente relación. Ellos van a ver que terrenos que jamás pensaron que les iban a producir ganancias hoy han elevado tremendamente su rendimiento por hectárea debido al alquiler que estamos haciendo. Además, creemos que el paisaje va a mejorar en gran parte por lo que comentaba.

El problema de tener un parque eólico en una hermosa campiña no se está dando aquí. Siendo el tema del paisaje un tema absolutamente subjetivo, hay gente a la que le gustan los molinos y otras que no. Nuestro esfuerzo en talleres y en la relación con las comunidades ha dado buenos frutos, porque las poblaciones están esperando con ansias que se construyan los proyectos.

BNamericas: ¿En general hay financiamiento para los renovables en Perú o la mayor parte de los fondos viene desde fuera del país?

Coronado: Por ahora está viniendo de afuera. Hay algo de participación de la banca local. [El banco estatal de desarrollo] Cofide ha estado muy interesado en participar y creemos que puede ser un gran socio local. Lo mismo algunos bancos locales.

La gran ventaja es que te proporciona un contrato de venta de energía o suministro por 20 años a una tarifa estable, lo cual es muy bien visto por la banca para financiar un proyecto. Por el lado negativo, la norma tiene unos castigos o penalidades cuando la producción de energía baja por cuestiones del recurso, por ejemplo el viento. Ese es un tema que hemos venido hablando con el ministerio para que se corrija. No entendemos cómo se puede castigar un proyecto por algo que viene de la naturaleza.

BNamericas: Hemos visto que en el pasado año y medio se concedieron varios permisos de exploración geotérmica. ¿Cuál es su proyección para el desarrollo de este recurso?

Coronado: Creo que es un recurso que tiene un gran futuro en el país. Hay recursos importantes principalmente en el sur, que van a ser aprovechados. En este momento están en fase de exploración, pero sí en el mediano plazo estos proyectos van a entrar a competir y seguramente tendremos noticias de ellos. Todo va a ser posible en la medida que las autoridades reconozcan la necesidad real de expandir y diversificar la matriz energética. Eso no significa hacer más gas y más hidroeléctricas. Hay otras fuentes.

BNamericas: ¿Hay miembros que estén estudiando el uso de la energía undimotriz o mareomotriz?

Coronado: Como Asociación Peruana de Energías Renovables, no tenemos ninguna empresa desarrollando este tema, con lo cual no quiero decir que no exista, pero por lo pronto no está a la vista.